close
Cerrar Otros proyectos

Propuesta metodológica de inventario de jardines históricos en Extremadura

Dentro de las fronteras de la Península Ibérica se han sucedido infinidad de culturas y religiones que nos han dejado su herencia a través de la ciencia, el lenguaje, las artes plásticas o la arquitectura. Gracias a una situación geográfica tan especial, nuestro actual territorio nacional ha visto pasar a las civilizaciones occidentales más desarrolladas, y gracias a ello hoy podemos disfrutar de su legado. Conscientes de ello, los diferentes gobiernos que se han ido sucediendo, han creado las estructuras legislativas convenientes para su preservación, aunque desgraciadamente no se hayan implementado planes con suficiente continuidad para asegurar el conocimiento y la protección de este valioso patrimonio. A pesar de los innovadores esfuerzos, a nivel europeo, que se hicieron, y después de una importante campaña de revitalización del proceso de catalogación llevado a cabo por el Ministerio de Cultura en 2003, solo han llegado hasta nuestros días 64 jardines catalogados como BIC con categoría de jardín histórico, en todo el territorio español. “Haciendo un análisis pormenorizado de la distribución de los jardines catalogados como BIC por comunidades autónomas podemos observar la distribución irregular que caracteriza la diferente gestión por comunidades que se hace respecto del patrimonio histórico. Así como la Comunidad de Madrid cuenta con diecinueve jardines declarados BIC, Andalucía con catorce y Cataluña con seis, Extremadura, que es una de las comunidades más extensas, solo cuenta con un jardín catalogado” (Luengo & Millares, 2007). El proceso de pre-inventario que se sugiere en esta propuesta metodológica no hace más que satisfacer una necesidad de conocimiento fundamental para la gestión adecuada del patrimonio. Actualmente, países como Francia, Inglaterra o Reino Unido cuentan con un proceso de inventario patrimonial que les ha permitido crear bases de datos accesibles a investigadores y usuarios, donde se pueden consultar los datos relativos al proceso histórico del jardín, sus propiedades intrínsecas, el inventario botánico o la correspondencia con una corriente o estilo determinados. Este creciente interés por la localización y clasificación del patrimonio, queda perfectamente enmarcado dentro de la implementación de las Directrices Operativas de la UNESCO respecto a la Convención de Patrimonio Mundial, donde su artículo 39 establece la inclusión de ‘el paisaje definido claramente y diseñado y creado intencionalmente por el hombre […] incluyendo jardines y parques construidos por razones estéticas’. A mayor escala, e interpretando el paisaje creado como paisaje cultural, la catalogación de los jardines y parques históricos se convierte en uno de los ejes fundamentales del Convenio Europeo del Paisaje, donde se insta a los países miembros a establecer políticas de paisaje destinadas a asegurar su protección, gestión y planeamiento.

Espacio público

Go top