close
Cerrar Otros proyectos

ELASA _ Spain Mini Meeting 2013

El mes de Octubre ha sido la fecha elegida para concretar un sueño que se ha forjado durante meses en torno a ELASA (European Landscape Architecture Students Association). Después de un intenso pero largamente recompensado esfuerzo por parte de la organización, hemos podido ver cómo ha germinado con éxito el primer mini-meeting que se desarrolla en España. ELASA, como asociación que reúne a los estudiantes de paisajismo, convoca periódicamente reuniones internacionales en diferentes países con el fin de estrechar los lazos profesionales y dar acceso a los estudiantes a las diferentes aproximaciones al paisaje que podemos encontrar en nuestro entorno. El tema elegido para el mini meeting de este año ha sido land-art, y la localización ha sido el Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar, un entorno único a nivel Europeo. Después de recibir a los participantes en las instalaciones del Real Jardín Botánico de Madrid, el land art nos ha servido, durante seis días, para analizar el origen y la evolución de un concepto muy rico en sí mismo, y cargado de significado hoy en día. Las actividades se han desarrollado en torno a tres aproximaciones al paisaje. El paisaje natural, el paisaje antrópico y el paisaje cultural, motivos que nos han servido para visitar un entorno fascinante y extensamente rico en estos conceptos. 15 estudiantes de Alemania, Austria, Etiopia, Suiza, Eslovenia, España, Inglaterra, Bulgaria, Polonia y Méjico se han dado cita para analizar el paisaje desde su formación y cultura con el fin de desarrollar una propuesta conceptual que se llevaría a cabo durante la última jornada. En este sentido, el resultado no pudo ser más satisfactorio. Las numerosas sesiones de workshop en las instalaciones cedidas por la dirección del PN sirvieron para hacer dos propuestas de diseño consensuadas que integraran conceptos y elementos compositivos individuados y valorados por los estudiantes como luz, temporalidad, significado, textura, reflejo, arena o agua. Así, se decidió trabajar sobre el entorno de la playa de Barronal con una intervención efímera, utilizando los materiales presentes en la naturaleza con el fin de marcar con la ordenación de arena, piedras o flores muertas de pita una impronta temporal de la actividad humana, utilizando el círculo como recuerdo de intervenciones más intensas como las minas de Rodalquilar. La consideración de la luz cómo un carácter definitorio del entorno llevó al equipo a valorar la posibilidad de hacer una instalación con este elemento como material de trabajo y el entorno elegido fueron las ruinas de las minas de Rodalquilar. La buena coordinación del equipo y el entusiasmo de todos ha permitido conseguir un trabajo excepcional cargado de simbolismo y expresividad.

Talleres

Go top